Ir al contenido ↓

Principios y ​​​​​​​modelo educativo de UWC

 

Hay mucho más en nosotros de lo que creemos. Si nos diéramos cuenta de esto quizás, y por el resto de nuestras vidas, no nos conformaríamos con menos".

Kurt Hahn

El distintivo modelo educativo de UWC se centra en la diversidad deliberada. Este es un componente vital en cada colegio UWC, y que se extiende a toda la comunidad. Todos los estudiantes se benefician al aprender en un entorno diverso que les ayuda a ampliar su mente y sentido de identidad, además de obtener una cualificación reconocida internacionalmente.

Ayudamos a los estudiantes a descubrir la posibilidad de cambio. Aprenden que pueden ayudar a cambiar el mundo a través de la acción audaz, el ejemplo personal y el liderazgo abnegado. Apoyamos a los jóvenes a que alcancen su potencial intelectual, moral, estético, emocional, social, espiritual y físico.

El aprendizaje de los estudiantes está guiado por siete principios, que representan nuestro compromiso con la educación de la persona en su conjunto. Se basan en la búsqueda de la paz, la sostenibilidad y la justicia social, nuestro objetivo fundacional.

  1. La educación debe tener lugar dentro de una comunidad educativa diversa. Los estudiantes deben ser elegidos de regiones y grupos sociales que reflejen la gran variedad de tensiones que existen entre las personas.

  2. La educación requiere la promoción activa del entendimiento intercultural y el desarrollo de una preocupación genuina por los demás, basada en experiencias vitales compartidas y una vida de colaboración y cooperación. Esto implica debatir sobre temas globales y comprometerse con los mismos en la búsqueda de la paz.

  3. La buena forma física y un estilo de vida saludable son esenciales para el desarrollo de una persona equilibrada. Los malos estilos de vida limitan el potencial humano.

  4. La interacción comunitaria es la esencia de la vida en el colegio. Esto requiere la participación total y activa de todos sus miembros.

  5. Los estudiantes deben ser capaces de emprender acciones positivas sobre temas de sostenibilidad tanto a nivel institucional como individual.

  6. Los estudiantes deben tener oportunidades para poner en práctica la iniciativa personal, la autodisciplina y la responsabilidad, y para gestionar riesgos y afrontar desafíos. Cuando proceda, se deben apoyar estas oportunidades con la presencia tranquilizadora de un adulto.

  7. Se reconoce el hecho de que los individuos poseen talentos y habilidades únicos. En los colegios, deben existir programas que ayuden a los estudiantes a alcanzar su pleno potencial